Social Media y SEO, dos buenos aliados.

posicionamiento web nuevo paradigma blog redes sociales imagen movil en mano rodeado de símbolos en el aire redes sociales seo sem marketing digital

¿Cómo sabes que estás gestionando correctamente tus redes sociales?

¿Estás dudando sobre si tu negocio necesita estar presente en las principales redes sociales? ¿Qué beneficios puede aportarle? ¿Necesito estar presente en todas las redes? Si te surgen algunas preguntas sobre la necesidad de construir un perfil social de tu empresa y de cómo gestionarlo, sigue leyendo.

Las redes sociales nos permiten conectar con un público muy amplio y diverso, a la vez, podemos segmentarlo para dirigirnos específicamente solo a quién consideremos nuestro público objetivo. Las redes sociales aportan visibilidad a nuestro negocio. Sin embargo, no se trata solo de tener un perfil o de tenerlo en todas las redes sociales.

Aquí te dejamos tres de los errores más comunes que pueden cometerse y cómo evitarlos.

Lanzarse en el mundo online y querer estar presente en todas las redes sociales.

¿Realmente crees que estás presente solo por tener el perfil?

La respuesta es no, no lo estás. De nada sirve hacerse un perfil en una red social si no está alineada con tu estrategia, tus objetivos o con tu público objetivo (sí, ese al que queremos llegar y que ya está sobresaturado/a de tanto mensaje).

Y te preguntarás, pero si no estoy, no me encontrarán mis clientes. Depende de dónde estén tus clientes y si te interesa. Te pondré un ejemplo, ¿te harías un perfil en una red social de contactos solo porque aparezca tu nombre y tu foto, si realmente no estás buscando pareja, ligue o lo que surja?

Solución

Apliquemos el principio de menos, es más. Es preferible que hagas una lista de aquellas redes sociales que más interesen a tu negocio estar en ellas, ¡ojo! porque aporten a tus objetivos, y de ahí, priorizar y seleccionar. Porque si no seleccionas caerás en el segundo error.

Abandono y descuido de tus redes sociales

Suele pasar si has caído en el error anterior y si no has seleccionado cautelosamente dónde quieres estar presente. Porque de repente te encontrarás con 8482642 mil millones de perfiles en redes sociales que ya no te acuerdas ni de la contraseña, y claro, no tienes tiempo para poder gestionarlos adecuadamente, y eso incluye publicar contenido de interés con regularidad o contestar los mensajes que te hayan mandado, entre otras tareas. Y todo ello revierte de forma negativa en tu marca.

                Imagina que estás interesado/a en comprar un sofá y estás buscando información en    internet, encuentras el perfil de la empresa de sofás y observas que el último contenido              publicado fue hace 3 años. El catálogo de productos está desactualizado y también ves     que hay mensajes que no se han respondido a clientes. Te diré lo que pasa, perderás tu             interés porque dudarás de si realmente esa empresa sigue en activo. Y si lo sigue, ¿qué                 imagen está proyectando? Dejadez.

Solución

Cuida tus redes como si de una planta se tratara (no de un cactus), mímalas mucho y riégalas poquito a poquito (no por más publicar o por publicar cualquier cosa va a ser mejor).

Contesta a todos los mensajes que se hagan, aunque no te apetezca, aunque no te interese, aunque creas que estás perdiendo tu tiempo. Hazlo y hazlo bien, porque de ellos, muchas de las veces, dependen tu reputación como marca.

Spam.

Imagina que entras en un supermercado y hay un puesto de quesos. Te ofrecen amablemente probarlos y a ti que no te gusta el queso (o no te apetece ese día) dices que no, gracias. Sigues tus compras y de nuevo a la vuelta de la esquina la misma persona te está esperando con el queso y te lo vuelve a ofrecer, dices de nuevo que no.

Pero ahora, esa persona te sigue por el pasillo y vuelve a decirte que lo pruebes, tu vuelves a decir que no, y cada vez estás más cabreado/a, ¿acaso no te escucha? Has dicho que no, ¿por qué insiste, una y otra vez?

Algo parecido pasa cuando bombardeas o persigues a tus clientes constantemente con tu producto o servicio. Y te diré algo, debes ofrecerlo, pero sin saturar, porque si no, llegará un punto que el cliente se irá para no volver.

Solución.

Ofrece tu producto o servicio, pero no satures constantemente al público con el mismo mensaje: vender, vender, vender. Da contenido de valor, información que le resulte interesante que haga que le interese seguirte y que cuando le salga una notificación en la que acabas de publicar tenga interés en saber qué has publicado de nuevo esta vez.

¿No tienes tiempo para gestionar tus redes sociales y quieres que te ayudemos a gestionarlas? ¿Necesitas asesoramiento sobre tus redes sociales? En Nuevo Paradigma podemos ayudarte. Contacta con nosotros para una auditoría.

Si te ha gustado este contenido, puedes compartirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos por categorías

Buscar en el blog

Novedades del blog

manos señalando documento de diseño web para pymes
Diseño Web Para Pymes

Índice de contenidos del artículo:Diseño web para pymes¿Cómo se anuncian las pequeñas empresas?¿Cómo crear una web que atraiga clientes? Diseño web para pymes Hoy en

Leer más
Reunion de Marketing para presentar un Modelo de Negocio
Modelos de negocio

Modelos de negocio Índice de contenidos del artículo:Modelo de negocio Digital¿Cómo crear mi Modelo de Negocio?Propuesta de valor:Modelo de NegocioModelos de Negocio Long Tail.Modelos de

Leer más

¿Conoces nuestros servicios y Promociones?

¿Quieres una web que venda?

Contactanos o consulta nuestros servicios, te sorprenderá